Reseñas

Conquista o defiende en «TROIA»

Bienvenidos Lunáticos y Lunáticas,

A estas alturas ¿Quién no conoce la Guerra de Troya? Muchos fueron los pueblos Griegos que trataron de asediar la ciudad de Troya como castigo del rapto de Helena de Esparta por el príncipe Paris de Troya. Una historia bélica, con traición, engaño, amor y muerte. Pero para ganar en una batalla, no solo hace falta destreza ¿o sí? No, para nada. ¡También hacía falta el apoyo de los Dioses! Conseguir el favor de los Dioses, no era fácil, pero las ofrendas siempre lograban inclinar la balanza…

Los héroes ¡a la conquista!

Pues con esta premisa, se nos presenta TROIA, un juego de Eloi Pujadas, ilustrado por Alba Aragón y editado por GDM (Guerra de Mitos). Un juego exclusivo para 2 jugadores, con una duración predeterminada de 30 minutos por partida y recomendado para mayores de 10 años.

En él, dos jugadores tomarán el control del ejército Griego y del ejército Troyano, intentando conseguir salir victorioso de la guerra ¡con el apoyo de los Dioses!

COMPONENTES

  • 54 cartas (Ofrendas. Dos mazos diferenciados)
  • 6 fichas de Dioses (doble cara)
  • 6 fichas de héroes (doble cara)
  • 6 peanas para los héroes
  • Tablero
  • Ficha de Héctor/Paris
  • Ficha de Cornucopia

¡A tener en cuenta!

– El TABLERO está formado por diferentes zonas claramente distinguidas:

1.- El Olimpo, donde se encuentran los 6 Dioses escogidos para esta partida en un orden establecido aleatoriamente al inicio y que permite controlar el favor de los Dioses.

2.- La zona terrenal, dividida a su vez en 5 zonas distinguidas: Zona de Batalla (central), Zona de Defensa (a ambos lados de la zona de Batalla) y Zona de Protección (en los límites del tablero). Al inicio de la partida los Héroes se encontrarán en fila en la Zona de Batalla.

3.- El camino de Paris, dividido a su vez en 5 zonas, que indican el camino que recorren Paris/Héctor desde Troya.

– Los HÉROES son 6 fichas a doble cara. En cada cara varía el color del héroe. Este color lo hace estar unido a las acciones divinas del Dios del mismo color, por lo que, el héroe que está unido a Atenea para los Griegos no es el mismo que está unido para los Troyanos.

– Los DIOSES son 6 fichas a doble cara. Cada Dios otorga una habilidad al jugador que ha conseguido su favor ese turno.

– Las CARTAS están divididas en dos mazos diferenciados. El mazo Griego es naranja y además de para ofrendar sirven para construir el caballo de Troya. El mazo Troyano es azul y además de para ofrendar sirven para hacer avanzar a Paris/Héctor hacia las filas griegas.

Componentes

MECÁNICAS

TROIA es un juego con toques asimétricos de gestión de cartas y acciones con tintes de asimetría ya que, las condiciones de victoria dependerán de qué bando seas.

CÓMO SE JUEGA

Colocamos el tablero entre ambos jugadores. Se sitúan los 6 héroes en la zona de batalla teniendo en cuenta el icono que representa a cada bando en la ficha. Se escogen 6 Dioses y se colocan al azar en el Olimpo (en las primeras partidas se recomiendan qué Dioses escoger).

Se entrega a cada jugador su mazo. Lo barajan. Cada jugador roba dos cartas

Por último, colocaremos la ficha de Héctor/Paris en su lugar y…

¡Empieza la partida!

¡Partida preparada!

En su turno, cada jugador puede realizar una de estas acciones:

Ofrendar a los Dioses
o
Robar 2 cartas
de nuestro mazo

Para ofrendar a un Dios deberemos pagar tantos recursos como indique su posición en el Olimpo. Al menos, uno de los recursos que paguemos debe ser específico del Dios. Hay que tener en cuenta que en una misma carta puede haber varios recursos a la vez y cuentan todos pero, si queremos hacer una Ofrenda de un recurso específico, seguramente tengamos que usar más de una carta.

Después de la Ofrenda se mueve la ficha del Dios a la zona más cercana a nosotros en el tablero, ya que hemos ganado el favor.

Tras esto, podemos mover el Héroe que se encuentre ligado al Dios al que hemos hecho la ofrenda, ahora bien, si todas las Ofrendas que hemos realizado son del recurso específico del Dios, el héroe se puede mover 2 casillas; si las ofrendas eran mixtas, el héroe se mueve 1 casilla.

Luego activamos el Poder del Dios (movimientos adicionales, robar cartas…). Si no lo activamos en este momento, perdemos la habilidad pues no es acumulativa.

Llegados a este punto de la Ofrenda, si al menos 2 héroes han llegado hasta la zona de protección del rival, podemos bajar de nuestra mano una carta de Paris/Hector para hacer avanzar la ficha (Troyanos) o una parte del Caballo de Troya para ir completándolo (Griegos).

Héctor y Paris ¡el avance!
Caballo de Troya y ofrendas Griegas

La Partida finaliza de cualquiera de estas formas:

– Si el jugador griego ha completado el Caballo de Troya, gana la partida.
– Si el jugador Troyano ha conseguido que Héctor/Paris llegue a la zona de protección de los Griegos, gana la partida.
– Si se acaba alguno de los mazos, ganará el que haya logrado avanzar más durante la partida.

OPINIÓN

TROIA es un juego que, a nuestro parecer, ha pasado demasiado desapercibido y no entendemos porqué. Es un juego exclusivo a dos jugadores de ataque y defensa en el que se recrea perfectamente la tensión de una batalla. Sencillo, con unas mecánicas muy fáciles de entender y aplicar pero con una profundidad absoluta. Es innegable que tiene un alto componente de azar ya que, dependemos en gran medida de las cartas que vayan saliendo pero eso no quita lo importante: hay que planificar una buena estrategia; hay que escoger sabiamente los movimientos.

¿Qué es lo bueno que le vemos a este juego? En primer lugar, el despliegue es fácil y no requiere mucho tiempo de preparación previa. Y en lo que se refiere al juego en sí, resulta igual de sencillo sin hacer que esta simpleza de mecánicas lo vuelvan monótono o repetitivo. Son dos las acciones que puedes jugar en tu turno: tomar cartas u ofrendar a los Dioses. Obviamente, cuando no te queda más remedio que robar cartas tienes la sensación de que estás perdiendo un turno pero es algo necesario para reponer la mano.

Otro punto positivo es su temática. Nos encanta el tema Helénico. No vamos a negar que somos amantes de la cultura clásica, la edad Dorada de Grecia, sus Dioses y la mitología en general. La guerra de Troya es un tema que nos resulta claramente atractivo y creemos que la ilustración del juego recrea perfectamente el arte clásico. Tienes la sensación de estar frente a un mural en el que se te cuenta la gran guerra, con la diferencia de que tú te encargas de otorgarle un final a la historia.

La edad dorada de los Dioses

No nos encontramos ante un juego asimétrico pero, en las condiciones de victoria sí existe una cierta asimetría que le da un toque peculiar. No estamos ante jugadores que tengan que actuar de formas diferentes durante la partida pues, la única diferencia es que, tras realizar una Ofrenda cada jugador hará una acción adicional si cumple ciertas condiciones que difiere si eres el jugador Griego (construir el caballo) o el Troyano (mover a Paris/Hector). Es decir, el juego es exactamente igual seas el jugador que seas pero ganarás de una forma u otra según tu bando. Esto hará que no te importe jugar con un bando o con otro y al final lo harás por afinidad según la historia o porque te guste un color más que otro.

También tenemos que entrar a hablar de los componentes. El cartón es grueso y resistente tanto en el tablero como en las fichas destroqueladas. Si bien, es cierto que el gramaje de las cartas es más escaso pero no podemos olvidar que el juego se vende por menos de 20 Euros por lo que, en relación calidad/precio nos parece que GDM se supera con creces.

Si hemos entrado a debatir lo bueno, ¿ahora que toca? Lo menos bueno. En lo estético, tiene una pega: las peanas incluidas cubren el nombre de los héroes. Es algo meramente estético, insistimos, ya que el nombre es meramente ambiental. Quizás unas peanas transparentes hubieran sido una opción más acertada o, colocar el nombre en la parte superior.

También es cierto que, que si eres un jugador que espera un juego de guerra (Wargame), este no será tu juego. Es un juego familiar, abstracto, sencillo y en el que, aunque tienes que planificar bien tus acciones (teniendo en cuenta la secuencia de Ofrenda+Dios+Héroe+Habilidad Dios) el azar también va a tener su peso. Lo único que tiene de un wargame es que representa una Guerra.

Por todo lo anterior, es un juego que sin duda RECOMENDAMOS de entre los exclusivos a dos jugadores.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.